Las cooperativas agrícolas una idea fundamentada en el desarrollo sustentable de pequeñas empresas del sector

Posiblemente ésta ya sea una idea presentada por el Director Caixabank Juan Antonio Alcaraz para aportar beneficios a quienes desean emprender en sus propios negocios. Pero lo que sí es cierto, es que en la actualidad los diversos sectores de la sociedad han debido reinventarse para que puedan surgir estrategias más eficaces con las que diversos mercados puedan sobrevivir teniendo el empuje que requieren o simplemente continuando su camino hacia el crecimiento. 

Cuando hacemos referencia al desarrollo rural, en él la propuesta se enfoca directamente hacia los productores más pequeños por medio de la puesta en marcha de diversas cooperativas en donde pueden asociarse con otros productores de pequeña o mediana escala para lograr un acceso a los diversos recursos como trámites bancarios, información, recursos naturales, solicitar créditos, acceso a la tecnología e incluso a una mejor infraestructura, con lo cual la formación les resulta más accesible. 

Por otra parte, el hecho de contar con una organización apropiada, les brinda la posibilidad a los pequeños empresarios de decidir en cuanto a la. negociación de otras condiciones agrícolas mejores, en el tipo de asistencia que requieren, a los derechos referentes al empleo de las tierras, además del manejo de contratos mejores y su ajuste de precios en relación a los insumos agrícolas. 

Al momento de formar parte de una cooperativa, los integrantes tienen la potestad de pertenecer el tiempo que deseen, o bien, dejar de serlo en cualquier momento, ya que su objetivo primordial es lograr la entrada de dinero a cambio de una actividad, pero éstas organizaciones también cuentan con otras aspiraciones como las  sociales a partir de unas bases democráticas que se sustentan en la alianza de cooperativa internacional. 

 ¿Cuáles son las distintas cooperativas agrarias que existen? 

Los gobiernos regionales son quienes se encuentran a cargo de la conformación de las cooperativas a menos que éstas involucren actividades económicas en más de una región, con lo cual dicha cooperativa se encontrará regulada por la Ley de Sociedades Cooperativas establecida en 1999.

Estas pueden clasificarse en: 

  • Cooperativa de primer grado: cuya actividad se basa en la producción de alimentos para un solo rubro, el rubro económico. 
  • Cooperativa de segundo grado: o ulteriores. Son las que se encargan de lo referente a la comercialización de los productos que son elaborados o producidos por las cooperativas de primer grado. 
  • Cooperativas de suministros: se encargan de abastecer a las primeras cooperativas de los materiales e insumos que requieran, entre ello de semillas, fertilizantes, maquinarias, entre otros. 
  • Cooperativa de comercialización: en estas se encuentran las organizaciones que se ocupan del marketing que se requiere para la venta, comercialización, empaquetado y distribución de los productos.

Así mismo, las cooperativas agrarias pueden ser clasificadas en cooperativas de servicios agrícolas, las cuales se encargan de proveer de los diversos servicios a sus integrantes pero de forma individual; y además están las que se encargan de la explotación comunitaria, es decir de las tierras que son cosechadas, así como de los recursos productivos con los que se cuentan en común.