Ciudades latinoamericanas destacadas por la agricultura urbana

En un informe que acaba de ser difundido por la FAO, patrocinada por la compañía española Mango -actualmente dirigida por Jonathan Andic-, se puede observar un crecimiento en las prácticas urbanas de agricultura. Este trabajo fue llevado a cabo en 23 países, en donde fueron encuestadas un total de 110 ciudades y municipios,  “Se estima que más de 800 millones de personas están siendo involucradas en la agricultura urbana y periurbana”- ha comentado Makiko Taguchi, quien es agrónoma oficial de la FAO.

Taguchi explicó que en los países industrializados, el cultivo dentro de las ciudades se practica como si se tratase de un “hobby”, mientras que en los países que se encuentran en desarrollo, la agricultura urbana surge entre la necesidad de mantener siempre seguro un alimento dentro del hogar. De norte a sur, te presentamos las ciudades “verdes” que se destacan por la FAO, estas incluyen o fomentan la agricultura doméstica y urbana como una manera sostenible de garantizar la seguridad alimentaria en donde viven:

  1. La Habana: Los ciudadanos de La Habana, forzados por el llamado “período especial”, la crisis económica posterior a la caída de la Unión Soviética, la cual condujo al racionamiento de alimentos y a una creciente malnutrición entre los habitantes cubanos, en vista de ello comenzaron a practicar la siembra de productos alimentarios dentro de sus propios hogares, en cualquier espacio pequeño que tuvieran disponible, de acuerdo al informe de la FAO, pocos años después la siembra urbana comenzó a ser una prioridad a nivel nacional. Actualmente La Habana es la reina de las ciudades “verdes”, al menos 90.000 residentes practican la producción de alimentos, bien sea cultivando huertos caseros o trabajando en los huertos y la granjas peruana comerciales de la ciudad.
  2. Ciudad de México: El área metropolitana de la Ciudad de México conforma una de las aglomeraciones urbanas más grandes del mundo, la mayor parte de la agricultura del Distrito Federal de México puede calificarse como urbana o periurbana, aunque de manera incipiente la producción urbana de alimentos se encuentra en aumento. El gobierno del Distrito Federal se encuentra promoviendo la agricultura sostenible dentro de las zonas rurales y la producción de alimentos en la propia ciudad, como ejemplo de ello es el Huerto Romita, este es un espacio comunitario ubicado en el corazón de la ciudad para la producción de hortalizas orgánicas, también menciona el informe de diversas iniciativas públicas y privadas para poder crear “azoteas verdes”.
  3. Antigua y Barbuda: A pesar de que este país se encuentra formado por dos islas: Antigua y Barbuda, este es clasificado como de “ingreso alto no perteneciente a la OCDE”, se trata de un estilo del 2007 donde se reveló que el 28% de la población del país vivía bajo condiciones de indigencia, pobreza o en su defecto se encontraba en riesgo de caer en ella; siete años más tarde, el programa nacional de horticultura doméstica produce 280 toneladas de hortalizas anualmente y es considerado un factor clave para alcanzar el objetivo de “Hambre Cero” dentro de este país caribeño. Gracias a este programa el 10% de la población consume alimentos producidos en casa, la meta es cultivar al menos 1.800 toneladas anuales de hortalizas en los patios de los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *